UNA FORMA ECOLOGICA DE HONRAR LA VIDA

  • por

El páramo de Santurbán es el ecosistema más importante del nororiente colombiano, provee agua dulce a más de tres millones de personas y es el hábitat de importantes especies de flora y fauna.

Comprometida con su conservación y protección, Organización La Esperanza desarrollo el Árbol de La Esperanza, una alternativa para rendirle tributo a la vida, exaltando los momentos especiales de nuestros seres queridos con especies nativas que se plantan en el bosque altoandino, para rendirle homenaje a la persona y garantizar la regulación hídrica de la cuencas de los ríos Pamplonita y Zulia, importantes afluentes de la región.

El Árbol de La Esperanza está enmarcado dentro del Proyecto “miPáramo”, una de las cinco líneas estratégicas de la Alianza Biocuenca, fondo de agua de Norte de Santander, que en tan solo año y medio de operación se ha consolidado como el mas innovador de latinoamérica; con una meta global de un millón de árboles plantados.

El proyecto ha beneficiado a 400 familias campesinas, con planes de reforestación en predios concertados y la conservación de 2.100 hectáreas, 300 restauradas y 200 más en producción sostenible, con impacto sobre 8 municipios de Norte de Santander: Mutiscua, Pamplona, Pamplonita, Cácota, Cucutilla y Salazar de las Palmas. Igualmente, mientras se conforma el fondo de agua de Santander, que deberá desarrollar acciones similares para restaurar y conservar las cuencas de los ríos Suratá, Tona, Riofrio y Alto Lebrija, la Alianza Biocuenca ha suscrito un acuerdo con el acueducto de Bucaramanga para reforestar áreas de los bosques del municipio de Suratá.

Cabe destacar que cuando una persona realiza un aporte a través del “Árbol de La Esperanza”, además de rendir un tributo a la vida, contribuye con la sostenibilidad de las familias campesinas de la región, que encuentran alternativas agrícolas rentables que desincentivan la necesidad de expandir su producción hacia zonas protegidas.

Los dineros recaudados a través de este modelo, son entregados a la Alianza Biocuenca, que se encarga de plantar las especies avaladas por Corponor, autoridad ambiental del Departamento de Norte de Santander, dar acompañamiento técnico especializado durante 18 meses, tiempo necesario para que la planta pueda continuar con su proceso natural de desarrollo y georeferenciar cada árbol con el nombre de la persona a la que se le rinde homenaje, para que el aporte pueda ser consultado en alianzabiocuenca.org

Para darle continuidad a estos proyectos, la Gerencia de Innovación y Desarrollo de Organización La Esperanza trabaja actualmente en el desarrollo de servicios exequiales ambientalmente sostenibles, que además de permitir una huella de carbono negativa, contribuirán con la reducción de la huella hídrica de la región, creando de esta manera espacios para la memorialización, en total reconciliación con la naturaleza, al brindar oxígeno, agua y vida para las futuras generaciones.

Árbol de La Esperanza: De la gota de agua, fuente de vida, emerge un árbol que representa un nuevo nacimiento cuyo sosten es un hombre. De esta manera se exalta la vida, la memoria y el legado de la persona que inspiró este nuevo renacer, en completa armonía con la naturaleza.

Organización La Esperanza es una empresa del sector exequial con 37 años de trayectoria, que a través de su eslogan Contigo a cada paso, ha desarrollado un completo sistema para preservar la memoria de los seres queridos. Es miembro fundador de la Alianza Biocuenca, único fondo de agua de Norte de Santander y promotora de la conformación del fondo de agua de Santander. contigoacadapaso.com